¿Me conviene la Reunificación de deudas con ASNEF?

La reunificación de deudas con ASNEF ¿te conviene?

Quizá te has planteado en algún momento realizar una reunificación de deudas para desahogar tu economía. En el artículo de hoy queremos darte algunos consejos y facilitarte información para ayudarte a decidir si te conviene reunificar tus deudas si estás en ASNEF.

Publicidad

Deudas reunificadas y ASNEF

Aunque existen créditos rápidos con ASNEF, como siempre te hemos dicho desde Mini Créditos al Instante, no conviene utilizarlos para pagar con ellos otras deudas. Por otra parte, las financieras de minicréditos, seguramente no manejen en sus financiaciones los altos importes que a veces se necesitan para cancelar todas nuestras deudas. Es por ello que hoy queremos daros otra opción quizá más apropiada, para desahogar vuestra economía aunque estéis en ASNEF: la reunificación de deudas.

Antes de entrar en materia queremos deciros que, seguramente, la forma más fácil de obtener financiación sea dejando de constar en el conocido registro de morosos. Si te gustaría poder hacerlo, seguro que te interesa nuestro artículo sobre cómo salir del ASNEF.

Dicho esto, entremos en la materia que nos ocupa: La reunificación de deudas con ASNEF.

Reunificación de deudas con ASNEF|Minicreditosalinstante.comLa reunificación de deudas consiste en agrupar varias deudas de una sola persona, para que de ese modo resulte una cuota mensual más baja a pagar. Es por eso que, si nos encontramos en una lista de morosos como ASNEF o RAI y necesitamos un préstamo de dinero o reducir la cuota mensual que pagamos por todas nuestras deudas pendientes, una buena manera de poder afrontar la deuda por la que nos han incluido y mejorar nuestra situación financiera en general, es realizar una reunificación de deudas de este tipo, lo que podría rebajarnos más de un 50% la cuota mensual total a pagar.

Sin embargo, cuando nos encontramos en listados de moroso, la operación se complica bastante, en especial si queremos recurrir a una entidad bancaria al uso. Sin embargo, existen otras empresas que sí incluyen planes de reunificación de deudas con ASNEF y RAI, aunque con unas condiciones estrictas que os describiremos a continuación de manera general.

La primera de las condiciones es que contemos con una propiedad o hipoteca. Si la deuda no es mayor del 35% del piso aproximadamente, es posible que nos concedan la reunificación. Pero hay que tener muy en cuenta que, en caso de proceder en este caso al impago, la empresa puede quedarse con nuestra casa. Y si otras veces podemos hablarte de minicréditos sin papeleos, en este caso está muy lejos de ser así.

Publicidad

Además, debemos afrontar una serie de pagos de “gestión”, que son considerables y van desde la tasación de nuestra casa, la cancelación de la hipoteca y los préstamos pendientes que vamos a reunificar, los gastos de la gestoría, la notaría y el registro, hasta la comisión de apertura de la nueva hipoteca y demás honorarios. Todos estos gastos se añaden a nuestra deuda con sus respectivos intereses y pueden ascender fácilmente hasta los 7.000 euros aproximadamente.

Por otra parte, el interés será muy elevado, algo que estas empresas de capital privado justifican por el alto riesgo de la operación. Los plazos también se verán aumentados, y también el período de amortización, por lo que a la larga pagaremos más intereses, aunque la cuota mensual a pagar sea menor.

Es por eso que, antes de solicitar una reunificación de nuestras deudas, es muy recomendable seguir una serie de pasos y consejos que os detallamos a continuación:

-El primero de ellos, es por supuesto leer muy detenidamente todas las condiciones y detalles de la oferta que nos hayan hecho antes de aceptarla, y entender y ser conscientes perfectamente de aquello a lo que nos comprometemos, ya que se trata de un paso muy importante que pone un bien tan importante como nuestra casa como garantía.

-En segundo lugar, debemos estar seguros de que podremos hacer frente a la deuda, ya que en cuanto se produzca el impago la empresa iniciará un proceso de embargo.

ASNEF y la reunificaciónn de deudas | Minicreditosalinstante.com-En tercer lugar, no debemos recurrir a una sola empresa, sino que es recomendable que abramos varios procesos para elegir después cuál es el que nos ofrece mejores condiciones. Existen numerosas empresas y páginas web que nos realizan un cálculo rápido  de nuestra deuda y su reunificación, lo que siempre viene bien para hacerte una idea de los porcentajes y cuotas que manejaremos.

-Por último, es bastante recomendable contar con asesoramiento de un profesional de las finanzas como un bróker o cualquier otro intermediario financiero, o en su defecto un abogado experto en esos temas. Esto nos ahorrará muchas desagradables sorpresas y nos conseguirá una buena oferta, a pesar de que implique un gasto extra. El bróker es sin duda la mejor opción, ya que conoce a la perfección la lógica de los prestamistas y tiene mucha experiencia en ese tipo de negociaciones, y por lo tanto es probable que nos consiga una oferta mejor. Los honorarios del bróker suelen ser un tanto por ciento del valor de nuestro nuevo crédito, que puede ser de un 1% a un 5%, cantidad de debemos acordar cuanto antes, junto con una previsión de gastos. Sin embargo, si al final no realizamos la operación, el bróker no nos cobrará nada, ya que sus honorarios vienen directamente del dinero del crédito. Es por esto que contratar un bróker seguramente nos aporte un ahorro a largo plazo.

Pero, ¿qué pasa si no pagamos?

Lo primero que harán será llamarnos para avisarnos del impago, y si después de un mes continua el mismo, nos enviarán un comunicado oficial. En el caso de que se siga sin pagar la suma durante otros dos meses, la entidad podría intentar ponerse en contacto con nosotros para iniciar una negociación, pero también puede que sencillamente nos avise de que va a iniciar la denuncia judicial y proceso de embargo. El sexto mes es le límite en el cual por ley se puede iniciar el proceso judicial de embargo, y entre el sexto mes y el año se iniciarán los trámites para la subasta de nuestro inmueble. Un año y medio después del primer impago podríamos encontrarnos con que nuestra casa ya no es de nuestra propiedad.

En conclusión, si la reunificación de deudas ya es un proceso delicado de por sí, si a eso le añadimos el figurar en ASNEF u otro listado de morosos, se complica aun más. La ventaja principal que tendremos es que la unificación nos permite hacer frente a deudas que de otra manera no podríamos pagar, al reducir la cuota final de todas nuestras deudas de una manera considerable (entre un 40% y un 60%). Sus desventajas son que tendremos que pagar más dinero en total (desde un 5 a un 15% aproximadamente) y que nuestra casa estará comprometida hasta que hagamos frente a toda la deuda.

Esperamos que este artículo en el que comentamos las condiciones, riesgos y consejos generales en torno a la reunificación de deudas con ASNEF os resulte de ayuda a la hora de afrontar una acción de tanta trascendencia de la mejor manera posible.

Publicado en Uncategorized.