Guía: Consejos para ahorrar en el verano de 2018

A la vuelta de la esquina nos encontramos ya el verano. Una época en la que la mayor parte de los trabajadores queremos poder disfrutar de un período vacacional y, a poder ser, intentar marcharnos de la ciudad en la que vivimos, viajar, descansar con nuestros amigos y familiares, etc.
 
Sin embargo, sabemos que, ya sea mediante el ahorro, o financiando las vacaciones a plazos,  si queremos disfrutarlas como nos gustaría,  puede que tengamos que desembolsar un dinero importante, al precio que está todo hoy en día. Por ello, es crucial documentarnos sobre formas de ahorrar, tanto durante las propias vacaciones, como en los preparativos de las mismas.
 
Hoy, en minicreditosalinstante.com Ahorrar en vacaciones 
 

Publicidad

1. Qué estilo vacacional vamos a querer disfrutar

Uno de los primeros pasos que hay que tener claro desde un principio, antes de planear nada, es saber cuál será el tipo de vacaciones que vamos a contratar o a pagar para poder disfrutar.

¿Por qué? Porque tener este punto decidido nos puede hacer ahorrar hasta un 60% de los gastos finales, ya que si se contratan las vacaciones con comidas y bebidas incluidas, además de calcular y presupuestar -previa comparación en webs de viajes o agencias especializadas- otros gastos que tengamos en mente realizar (como alguna excursión, espectáculos, monumentos, etc. que queramos conocer), no se nos dispararán los precios.

 

Evita las ciudades populares para ahorrar

Evita las ciudades populares para ahorrar

2. Escoge un destino que no sea muy popular

Está claro que la demanda de playas paradisiacas, países exóticos, o cualquier otro destino cuyas referencias sean muy populares, estará realmente concurrido en los periodos vacacionales. Y como “la demanda” va directamente ligada a “la oferta”, podemos decir que cuánto más demandado sea un destino, más caro resultará el viaje.

Otro de los factores que favorecen el encarecimiento de un destino de vacaciones estivales es “la moda”. Por irreal que nos pueda parecer, los conocidos como influencers consiguen que haya países, ciudades u hoteles concretos, que se encuentren en el objetivo de los viajeros.

Si lo que pretendemos es ahorrar a la hora de viajar en verano: intentemos evitar este tipo de destinos. ¡Será por ciudades bonitas en el mundo!

3. Flexibilidad en la compra de vuelos

Es uno de los consejos más populares y conocidos. Pero no por ello menos cierto y menos importante. Ya que gran parte de nuestro presupuesto -si no consideramos el ahorro a la hora de comprar- nos lo dejamos en los billetes de avión.

Si tenemos la suerte de poseer una flexibilidad de fechas en las que contratar nuestras vacaciones tendremos la oportunidad de ahorrar una buena cantidad. Y es que hay que evitar ciertas fechas a la hora de reservar los vuelos. Aquellas en las que viaja todo el mundo:

Fines de semana

Principios, mediados y final de mes

En cuanto ya tengas una fecha decidida para poder disfrutar de tus vacaciones intenta reservar los billetes con tres o cuatro meses de antelación (compara entre todas las compañías aéreas que puedas y vuelen de forma directa a tu destino). Si no eres tan afortunado, al menos intenta poder reservar con al menos 6 semanas.

4. Ofertas “last minute”

Es uno de los métodos más arriesgados que hay en la contratación de ofertas vacacionales, si lo que pretendemos es ahorrar. Es totalmente cierto que muchas compañías aéreas, hoteles que no han cubierto la disponibilidad, etc. lanzan ofertas de última hora para rellenar los huecos libres que les han quedado.

Eso sí, tendremos que tener en la retaguardia una opción B, dado que este método no siempre se da y no en todas las cadenas hoteleras ni compañías de aviones existe. O sí ofrecen algo que puede ajustarse a tus gustos, pero no te vienen bien las fechas o directamente no te gusta aquello que se oferta.

Publicidad

5. Comprar vuelos online baratos tiene algún que otro truco

El mundo de Internet es realmente amplio, y las compañías que ofrecen sus servicios lo saben. Si nos ceñimos al caso del que estamos hablado, hay que decir que varios de los internautas han conseguido acumular ciertas pautas, que hacen que con la adquisición de billetes de avión online podamos ahorrarnos unos cuantos euros:

  • Los vuelos directos salen más rentables que aquellos que hacen escalas
  • Sigue a las compañías aéreas y entérate de sus alertas de ofertas
  • Debes tener en cuenta la maleta. Si quieres facturarla hazlo durante el proceso de adquisición de los billetes. Puesto que después de adquirirlo no te saldrá igual de barato
  • ¡Ojo con la maleta de mano! Cada vez son más las compañías que exigen más rigurosidad a la hora de cumplir su reglamento de dimensiones y peso. por tanto, antes de coger tu habitual maletita pequeña, comprueba que se encuentra dentro de los límites permitidos.
  • Compara por cuánto dinero te saldría el billete de ida y el de vuelta por separado, y sacando los dos juntos. A veces, hay una diferencia considerable en el precio.
Valora con qué transporte podrías ahorrar más en tus vacaciones

Valora con qué transporte podrías ahorrar más en tus vacaciones

 

6. Alquilar un coche para recorrer amplias distancias

En caso de que hayamos volado a una ciudad vacacional y nos encontremos en un alojamiento que se encuentra a una gran distancia de zonas que nos gustaría visitar podemos plantearnos varias cosas:

      • Emplear el transporte público en caso de este llegue a aquellos lugares a donde queremos llegar.

     

    • Alquilar un coche: en este caso podemos distribuirnos los días de visitas exteriores, para agruparlos de forma seguida y así poder alquilar un vehículo tan solo los días necesarios. Es otra opción muy popular entre aquellas personas que crean que prefieren pagar un poco más con este servicio, en vez de hacerlo con el transporte público, porque nos ahorramos tiempo. Algo realmente valioso en vacaciones.

    7. La ecoconducción como forma de ahorro

    Como comentábamos en los párrafos anteriores, alquilar un coche puede ser el mejor método para ahorrarnos colas y esperas en las marquesinas de autobuses, metros u otro tipo de transporte público.

    Por ello, si decidimos alquilarnos un turismo está claro que podemos emplear algunas medidas con las que ahorraremos en el combustible que necesitemos repostarle:

    Emplea marchas largas

    Espera a que el motor esté caliente para acelerar con el coche

    ¡Cuidado con el embrague! No aceleres nada más arrancar el coche

    Si te encuentras parado con el vehículo, y consideras que vas a estarlo un ratito largo, apaga el motor

    8. Tarjetas turísticas como ahorro en la movilidad

    Una de las ofertas con más tirón entre los turistas es la de las tarjetas turísticas de transporte. Normalmente estas se dan en aquellas ciudades muy grandes, en donde los viajeros tienen que recorrerse grandes distancias si quieren cubrir toda la oferta cultural que ofrece.

    Además, estas tarjetas no siempre se limitan a ofrecer un descuento en el transporte público de la ciudad, sino que también facilitan descuentos en las entradas de algunos puntos turísticos muy concurridos y solicitados.

    9. Evita alojarte en el centro

    Este punto es algo contradictorio cuando se trata de ser un turista en una ciudad vacacional. Sin embargo, si lo que pretendemos es ahorrar debemos intentar alejarnos del foco de la ciudad. Puesto que la zona centro siempre es la más cara de la ciudad.

    Si disponemos de transporte privado, hemos podido alquilar un turismo, o la ciudad posee una red de transporte público buena, que nos permita comunicarnos con aquellas zonas que queremos visitar, notaremos una gran diferencia de gastos si nos hospedamos en una zona más apartada.

     

    La diversidad de alojamientos nos ayudará con el ahorro

    La diversidad de alojamientos nos ayudará con el ahorro

    10. No tengas ideas preconcebidas: ¡un hostal puede ser genial!

    Está claro que los servicios que te ofrece un hotel de 5 estrellas no te los va a poder ofrecer un hostal, un apartamento, un b&b o un albergue. Sin embargo, esto no quiere decir que el resto de establecimientos de alojamiento no cumplan con las medidas de higiene y calidad que estamos buscando.

    Internet siempre estará a la disposición de un usuario en plena búsqueda de habitaciones, donde pasar las vacaciones. Esto quiere decir que siempre podemos comprobar las reseñas y críticas que han hecho otros usuarios y clientes de estos alojamientos, para valorar si podríamos incluirlos en nuestra lista de posibles opciones.

    11. Plantéate un intercambio de casas

    ¿Quién no ha visto la película “The holiday” y no quiere imitar la experiencia de la que trata? Pues resulta que poder realizar un intercambio de casas vacacionales ya es toda una realidad.

    Como su nombre indica, dos personas que desean viajar a otras ciudades se ponen en contacto para intercambiar información sobre la casa donde viven. En caso de que ambas personas estén de acuerdo en que esa residencia sea la adecuada para pasar una estancia vacacional, se pondrían manos a la obra para llevar a cabo el cambio de casas.

Guías de ahorro y educación financiera

Guía: Consejos antes de contratar minicréditos | Guía: Formas de ahorrar que quizás no habías pensado | Guía: Alternativas para conseguir dinero | Guía: Consejos para ahorrar en la cuesta de enero