Claves para emprender con un negocio

Puntos importantes para emprender con un negocio

Ideas para empezar con buen pie en un negocio

Ideas para empezar con buen pie en un negocio

No solo de minicréditos vive el hombre, es posible que la manera de coseguir dinero que más atractiva te parece, sea emprender con esa fantástica idea que se te ha ocurrido.

Publicidad

Todo parte de una buena iniciativa

Todos aquellos que estamos buscando una idea para comenzar a montar nuestro propio proyecto y que pese a nuestros esfuerzos, no conseguimos encontrar nada que nos resulte viable, seguramente estamos buscando la inspiración emprendedora de manera equivocada.

Nuestras ideas viajan, van y vienen. Para comenzar nuestra carrera como emprendedores no tenemos que esperar a encontrar esa idea perfecta con la que lanzarnos a la aventura.

Por ello, debemos dejar de ser tan exigentes y comenzar a conocernos mejor a nosotros mismos.

Nuestra mejor baja para dar el primer paso es utilizar todos y cada uno de nuestros puntos fuertes a nuestro favor. Planificando así cada paso previo de cara al futuro.

De esta forma, esa idea que parecía tener tantos fallos, pueda llegar a convertirse en una opción rentable y atractiva que podamos desarrollar con éxito.

Ideas para emprendedores

A continuación vamos a analizar algunos puntos clave que todos aquellos que quieran ser emprendedores, deben de tener muy claros antes de comenzar y lanzarse al vacío.

Una de las primeras cosas que debemos de tener muy claras es, tal y como hemos mencionado a lo largo de los párrafos anteriores, es que la idea perfecta no existe.

Es muy difícil de llegar a ella.

Antes de perder el tiempo tratando de encontrar la iniciativa ideal, resulta mucho más interesante que analicemos los siguientes puntos para poder seguir hacia adelante:

Emprendedores con buen pie

Deja atrás la perfección

Cuando buscamos una idea de negocio, no tenemos que buscar que nuestro proyecto sea el mejor de todos.

Nuestra idea tiene que adecuarse a nuestro momento vital, para poder ser desarrollada.

Las ideas perfectas pueden implicar riesgos o gastos que simplemente no podremos asumir.

Si dejamos la idea de “negocio ideal” como algo secundario, aprenderemos a avanzar y a improvisar, cambiando de planes sobre la marcha y adaptando nuestras iniciativas según nos marque el camino.

Olvídate de la innovación

De la misma manera que resulta complicado encontrar una idea de negocio perfecta, también resulta igual de difícil encontrar una idea completamente nueva y original.

En la mayoría de casos siempre van a haber emprendedores con ideas similares que vayan unos pasos por delante de nosotros.

Esa idea tan original que tenías en mente quizá ya exista, tan solo que todavía no la has visto aplicada en ninguna parte de tu entorno.

Por supuesto que podemos encontrar excepciones, pero una idea original puede tardar años en llegar y nuestro tiempo es un bien muy valioso.

Debemos de tener en mente que podemos alcanzar el éxito pese a que hagamos lo mismo que hacen otros emprendedores.

Únicamente tenemos que estar preparados para trabajar duro para llegar a ello.

Ahora es el mejor momento

Todos aquellos que tienen experiencia en los negocios, saben perfectamente que para emprender siempre hay momentos más favorables que otros. Sin embargo, debemos de tener en mente que un proyecto que es ahora rentable, podría no serlo dentro de una temporada.

Por ello, en el caso de que nos falte ese último empujón que nos lleve a lanzarnos, debemos de valorar en tiempo en el que vivimos.

El ahora, es siempre mejor que el mañana. Un beneficio para el día de hoy, es mejor que el doble de ellos a lo largo de un futuro hipotético que podría no llegar a suceder nunca.

Dejando estos puntos claros, ahora vamos a pasar a una serie de preguntas clave con las que vamos a comenzar dibujar nuestras ideas de negocio. Aprovechando nuestras cualidades y explotándolas para conseguir la mejor iniciativa que se ajuste a nuestras habilidades.

Publicidad

Preguntas clave para emprendedores

Empezamos por una de las cosas más importante: lo que tenemos en nuestra cabeza.

¿Qué es lo que mejor sabemos hacer?

En el mundo de los negocios es una de los principios activos más valiosos que podemos encontrar.

Nuestros talentos, nuestras habilidades, estudios, e incluso experiencia laboral previa son una apuesta más segura que elegir una idea de negocio por su rentabilidad.

De esta manera estaremos apostando por un mundo que conocemos, en el cual podremos desenvolvernos con soltura, y que nos hará mucho más sencilla la lucha con todos y cada uno de los problemas que vayan surgiendo a lo largo de nuestra aventura.

¿Cuentas con alguien que pueda ayudarte?

Este punto también es de especial relevancia, ya que si contamos con amigos, familiares, o compañeros de trabajo que puedan ayudarnos a desarrollar nuestra idea: no lo dudes y trata de sacar provecho de ello.

Por supuesto tienes que premiar su colaboración, y puedes tanto establecer en sueldo base, como pactar la entrega de un porcentaje de beneficios conforme avance el negocio.

Un apoyo de confianza es siempre una buena idea para que los proyectos funcionen.

¿Cual será tu estrategia para obtener tus primeros beneficios?

Esta es una idea fundamental que en ocasiones muchos emprendedores pasan por alto.

Se trata deconseguir nuestros primeros beneficios, para lo cual, debemos de ir poco a poco, sin montar la casa por el tejado.

Si podemos comenzar por pequeñas inversiones que generen pequeños resultados, ya habremos conseguido algo.

Ya que si por el contrario nada más comenzar con nuestra idea de negocio nos establecemos límites demasiado altos, corremos el riesgo de no alcanzarlos y fracasar rápidamente.

¿Eres capaz de diferenciarte de la competencia de alguna manera?

Como ya hemos mencionado a lo largo de este texto, no debemos de preocuparnos por ofrecer un producto o un servicio que no sea original y exclusivo, en el que además exista una fuerte competencia.

Lo importante y una de las metas que nos debemos de proponer para llevar a cabo nuestra idea de negocio con éxito es como conseguiremos hacer nuestra oferta mejor, o simplemente diferente en los detalles, en comparación a lo que ofrecen las empresas que forman parte de nuestra competencia.

En una ide de negocio ideal, obviamente no es lo más adecuado competir con muchas empresas. Sin embargo, este criterio no debe de ser suficiente como para descartar por completo nuestra idea.

La diferenciación es una parte clave de nuestro proyecto empresarial, a la cual debemos de prestar toda la atención que se merece.

De esta manera estaremos creando un producto único que haga que el consumidor lo prefiera, frente a nuestra competencia.

Completa tu información

Puedes encontrar ayudas para emprendedores en el buscador de la estupenda web cincodias.com

 

Publicado en Uncategorized.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.